Inicio :: Actualidad :: IU Exterior presenta las propuestas de la emigración para promover un retorno en condiciones dignas

IU Exterior presenta las propuestas de la emigración para promover un retorno en condiciones dignas

El documento es fruto del trabajo colectivo abordado en las jornadas ‘Retorno: Perspectivas desde la emigración’, celebradas el pasado junio en el Parlamento Europeo junto a organizaciones como Marea Granate y Podemos Exterior. Las medidas serán presentadas a nivel municipal, autonómico y estatal para hacer llevar la voz de la emigración a las instituciones españolas.

Descarga el documento Retorno: una perspectiva desde la emigración [pdf]

“Desde hace algunos meses, al discurso de la recuperación económica del Estado español se ha ido asociando peligrosamente la idea del retorno, fomentada sobre todo por algunas iniciativas empresariales y planes de retorno”. Así comienza el documento Retorno: una perspectiva desde la emigración presentado este viernes por la federación de Izquierda Unida en el Exterior (IU Exterior) con el objetivo de realizar “un análisis profundo de la situación actual de la ciudadanía española en el exterior, así como crear un espacio de reflexión y debate dentro de la propia emigración, y también en las instituciones, sobre la idea del retorno y las condiciones que deben darse para que este pueda producirse”.

Diferentes colectivos de emigrantes como Marea Granate o IU Exterior vienen mostrando una oposición firme a este discurso triunfalista sobre el retorno de la población emigrada, ya que “ni las estadísticas indican que se esté produciendo un proceso de retorno generalizado, ni las condiciones socioeconómicas que propiciaron la emigración española han cambiado”, expresa el documento.

Jornadas "Retorno: Perspectivas desde la emigración" #PorUnRetornoDigno

Sigue por streaming nuestras jornadas "Retorno: Perspectivas desde la emigración" desde el Parlamento Europeo. #PorUnRetornoDigno

Publiée par IU Exterior sur Jeudi 7 juin 2018

 

IU Exterior celebró el pasado mes de junio en el Parlamento Europeo las jornadas que dan nombre a este documento político Retorno: perspectivas desde la emigración. Este encuentro tuvo como objetivo principal reunir a diferentes actores políticos y colectivos relacionados con la ciudadanía española en el exterior para desarrollar nuevas perspectivas sobre el retorno que, por primera vez, nacieran directamente desde las necesidades de la emigración, articulándola políticamente y convirtiendo las problemáticas en una serie de propuestas concretas para las instituciones. Asimismo, se presentaron experiencias de planes de retorno de otros países y a nivel municipal, así como alternativas a estos planes, como el trabajo garantizado o las oportunidades de repoblación.

Este análisis, así como la relación de medidas y propuestas, son el resultado de las dos jornadas de debate y del posterior trabajo por comisiones a nivel estatal, autonómico y municipal.

Los planes de retorno no han funcionado

La federación de IU en el Exterior detecta una serie de problemas por los cuales los llamados planes de retorno no han funcionado: “Han tenido un alcance muy limitado, como demuestran experiencias locales como el plan de retorno del Ayuntamiento de Valladolid. El programa solo facilitó el retorno de 17 personas, un número anecdótico para una ciudad de más de 300.000 habitantes”IU Exterior considera además que estos planes han sido tardíos: “Durante los años en los que el flujo migratorio hacia el exterior era más elevado (2011-2015), apenas se propusieron planes de retorno por parte de las administraciones públicas. De hecho, la mayor parte de estos se han desarrollado en el periodo 2015-2018, es decir, 8-10 años después del inicio de la última oleada migratoria, que comenzó en 2010”.

Para IU Exterior, estos planes han tenido “un fuerte componente de retorno selectivo”, puesto que se han dirigido a personas “jóvenes, con un nivel de formación alto y con voluntad de emprender”. Sin embargo, la federación considera que “hay muchos más perfiles de personas que desearían retornar”. Además, los mismos han estado mayoritariamente limitados a ayudas económicas y basados en las inscripciones consulares. “Esto es un problema si tenemos en cuenta que muchas de las personas que viven en el exterior no se inscriben en este tipo de censos”, aseguran en el documento. Los planes de retorno analizados por IU Exterior contemplan además “en muy pocas ocasiones” la recuperación de derechos por parte de las personas que han emigrado, como el acceso a la asistencia sanitaria o a la educación pública.

Escasa participación de la emigración

“Pocos planes han partido de la realización previa de estudios acerca de la situación de la emigración y sus demandas”, denuncian desde IU Exterior. “Más bien han promovido la realización de este tipo de estudios como una parte más de los planes”.  Paradójicamente, “la mayor parte de los planes se han publicitado en las páginas web y tablones de anuncios de ayuntamientos y consejerías; no en los consulados o en los lugares, asociaciones y colectivos de referencia para la emigración en el exterior”, expone la federación de IU en el exterior.

Para IU Exterior, la mayor parte de los planes de retorno desarrollados a nivel autonómico y municipal “han sido medidas cerradas en sí mismas, que no han tenido en cuenta las condiciones (laborales, económicas, de acceso a servicios públicos) existentes en el territorio para favorecer el establecimiento definitivo de los emigrantes una vez que hayan retornado”. Ligado a ello, denuncian, han considerado el retorno “como una cuestión personal, no de la sociedad en su conjunto”.

“El enfoque del que han partido considera que se dan las condiciones para retornar, y que si la gente no lo hace es porque no está informada, o porque desconfía, o porque nadie les ayuda”. Dicho enfoque se ha demostrado erróneo, según IU Exterior: “Es necesario elaborar planes de retorno, pero es más necesario aún poder asegurar unas condiciones de retorno favorables”.

Hacia unas condiciones de retorno favorables

“Necesitamos datos fehacientes sobre la emigración”, demanda IU Exterior en el documento. Para la federación, la mayor parte de los planes de retorno se han fundamentado en los datos de emigración ofrecidos por el INE, basados en las inscripciones en el Padrón de Españoles Residentes en el Extranjero (PERE) de las delegaciones consulares. “Estas cifras, tal y como han demostrado el INJUVE y Marea Granate, subestiman la emigración”.

A diferencia del perfil de “emigrante aventurero” difundido en los medios de comunicación, denuncia la federación, “la realidad de la emigración es heterogénea”. Esta consta de personas que se marcharon a vivir fuera de España en diferentes momentos, “fundamentalmente entre los años 60-70 y a partir de 2010”, con diferentes edades, orígenes (nacidos y no nacidos en España), y niveles de formación.

“Dos tercios de los nuevos registros en el PERE durante 2017 fueron de nacimientos”, plantea el documento. La nacionalidad española se transmite por descendencia (ius sanguinis), por lo que los hijos e hijas nacidos en el exterior de padre y/o madre española tienen derecho a la nacionalidad. “Ello prueba que la emigración se está estableciendo en el exterior”. La federación reconoce que “hay personas que ya han retornado”, aunque no pueda hablarse de un retorno masivo”. De hecho, IU Exterior considera que muchas de esas personas migrantes “no regresan; se marchan de nuevo”. Estas “no van a ser las mismas que cuando se marcharon, y tampoco van a regresar al mismo país que un día dejaron atrás”. Es un fenómeno conocido en psicología como síndrome de Ulises o síndrome cultural reverso, señala la organización, que genera “una fuerte sensación de desarraigo cultural respecto al país de origen”. Muchas de estas personas pasan además por un proceso de “remigración” cuando tienen que volver a migrar ante la falta de empleo o estabilidad laboral en España.

Propuestas concretas para situaciones concretas

IU Exterior propone dar salida a todas las medidas enumeradas en el documento a través de las instituciones. Entre ellas, se incluyen la realización de estudios demográficos públicos, la reforma del Estatuto de la Ciudadanía Española en el Exterior para que este asegure la responsabilidad del Estado en lo concerniente a la realización de planes de retorno” o medidas para quienes ya han regresado: desde facilitar la convalidación de títulos y el reconocimiento de la formación y experiencia en el extranjero hasta medidas de acompañamiento para garantizar la integración de hijos e hijas.

Para que se den las condiciones para que se produzca el retorno, resulta “imprescindible” un cambio del modelo productivo basado en la inversión en investigación y desarrollo, así como la “protección y recuperación de las empresas públicas”, plantea IU Exterior. Entre otras medidas, la federación plantea vincular el retorno a las políticas de repoblación ligada al modelo productivo. “Vemos una íntima relación entre el retorno de las personas emigrantes y la población migrada a las grandes ciudades debido a la falta de alternativas al proyecto de vital que ofrece el sistema capitalista y neoliberal.

Además, con el fin de que las personas emigradas y sus familias no pierdan el contacto con las culturas locales, desde IU Exterior proponen una serie de medidas como el reforzamiento de los hermanamientos entre ciudades o países, así como la promoción de “campamentos de intercambio” para descendientes de personas emigradas de origen español “sin barreras de empadronamiento de origen”. Otras medidas incluyen el fomento de talleres y cursos de idiomas o el proyecto “embajadoras”, formado de forma voluntaria por aquellas personas y colectivos sociales interesados en hacer un acompañamiento a lo largo del periodo de asentamiento.

Acerca de IU Exterior

La Federación del Exterior de Izquierda Unida nació en abril de 2017 para movilizar políticamente a la emigración española y darle voz a sus reivindicaciones. Actualmente contamos con asambleas estables en Bruselas, Bélgica; Berlín y Frankfurt, en Alemania; LuxemburgoZúrich, en Suiza; en Lyon y Toulouse, en Francia; y en Buenos Aires, Argentina.